viernes, 26 de octubre de 2012

Partida de ajedrez


-Pensemos:

(eres negras, partes con desventaja)
blancas | negras 

1. d4 | d5
2. Cf3 | Cc6
3. c3 | Af5
4. Cb1-d2 | Cf6
5. e3 | e6
6. Ch4 | g6
7. Ae2 | Dd7
8. g4 | Ae4
9. Tg1 | g5
10. Cg2 | Ag6
11. f3 | Ad6
12. Th1 | 0-0-0
13. c4 | Ab4
14. c5 | e5
15. a3 | Axd2 (jaque)
16. Dxd2 | e4
17. h3 | e4xf3
18. Axf3 | Ae4
19. Tf1 | AxAf3
20. Txf3 | Ce4
21. Dc2 | Th8-f8
22. Ad2 | f5
23. 0-0-0 | f5xg4
24. Tf3xTf8 | Td8xf8
25. h3xg4 | Dxg4
26. Ae1 | h5
27. b4 | Cb8
28. b5 | c6
29. b5xc6 | Cxc5
30. Da2 | h4
31. Ac5 | Cxc3
[...]
Tú controlas las piezas, tú eres el amo de tu parte del tablero, una pieza nunca va a desobedecer tu orden, está vacía, hueca, no siente ni padece, puedes sacrificarla, la vida no le importa, a ti, también te importa poco si con su muerte consigues un bien mayor, no dudarás un momento a sacrificarla, además, tienes al enemigo contra las cuerdas, notas como está pensando, ahora, ya no tiene nada que hacer, le miras, le analizas, tiene la cabeza entre las manos, pensativo, estás seguro que está desesperado, no tiene nada que hacer.
Gracias a Dios, la vida no es una partida de ajedrez, es más, tú no controlas las piezas, ellas te influyen más a ti que tú a ellas.
Por supuesto que tú sigues siendo tú, pero hay algo más entre vosotros, amor. Cuando una pieza deja de estar hueca, ya deja de no importarte el sacrificarla, no puedes dejar a un amigo de lado así porque sí, le quieres y temes que le pase algo malo, porque, en el fondo, también te dolería a ti. ¿a quién consideramos amigo? no sé vosotros, pero yo a aquel con el que comparto algo más que un:  hola-adiós. por un amigo sufro, pero sufrir me da igual, porque lo que hay entre nosotros no se puede explicar pero a lo que soy adicto. En una partida de ajedrez, puedes partir con desventaja, pero en la vida no, empiezas de 0, y son tus actos y tu forma de ser lo que hace que para los demás seas amigo, o solo un conocido. Una pena para mi rival que en el tablero no haya amigos. 

Final de la partida:
32. Dxc3 | DxCg2
33. a4 | g4
34. De1 | a3
35. Dxh4 | Da2
36. Dxg4(jaque) | Rb8
37. Dg3(jaque) | Ra7
38. Dg7 | Cb4
39. DxTf8 | Dc2 (jaque mate)
Y la verdad, no me importó nada sacrificar esos dos peones, el alfil y la torre para conseguir el mate, porque no siento aprecio por esas piezas en esa partida, pero jamás podría fallarle a un amigo sin sentirme por los suelos después. Gracias por leerlo y, a los que han seguido la partida, bravo!
Dicho esto, dejo el teclado.
El nuevo @Dani_pellicer

lunes, 22 de octubre de 2012

Viaje azul.

Apenas seis metros a la redonda en los que puedo ver mi entorno, más allá, oscuridad.

Viaje azul, azul oscuro, entre azul y anaranjado por la contaminación lumínica que producen las pequeñas poblaciones, luces danzarinas de los faros de los coches hacen que este viaje sea aún más extraño y parezca salido de un sueño… dos ojos rojos me miran mientras pasan por mi lado a la velocidad del rayo ¿saludo? ¿De qué serviría?

Mientras me fascina cualquier pequeña lucecita me doy cuenta de que la radio lleva todo el rato sonando, una mujer susurra, hablan de secretos, secretos extraños guardados en cajas, programa poco interesante, creo que voy a dejar volar mi imaginación.

La primera palabra que me viene a la cabeza ha sido pies ¿por qué? Voy a averiguarlo...
Mi día, como muchos otros ha girado en torno a lo que esas dos maravillosas máquinas de carne y hueso me permiten hacer. Desde los 50 km que me he hecho hoy en bici, hasta caminar por la playa acompañado. Hoy los pies me han dolido pero la mayor parte del tiempo los he tratado como si no existieran, ni me he acordado de ellos hasta ahora. Pobres pies, los dejaré dormir que es tarde.

¡Una llamada! Algo interesante, me voy.

Dicho esto, dejo el teclado.

El nuevo @Dani_pellicer

viernes, 6 de julio de 2012

Harder, better, longer, stronger!

Si tuviera que definir en dos palabras cómo me encuentro diría: ¡Buah! ¡flipas!
En cuatro: Harder, better, longer, stronger.
Harder, más duro, más fuerte ante las adversidades, en vez de que pasen y quedarme pasmado, enfrentarme a ellas y devolverle el golpe, dejarlas fuera de combate.
Better, mejor, El levantarte por la mañana y pensar: "¡Eh! que hoy voy a disfrutar el día más de lo que lo hice ayer, me apetece comerme el mundo a cada momento
Longer, Días largos de madrugar y acostarse tarde, pero no por ello aburridos si no aprovechables y disfrutar de cada momento de este veraniego día.
Stronger, Más fuerte, como hay que ser cada día, superarse, ponerse metas altas que la vida ya se encargará que te bajen los humos con un buen par de ostias, saber encajar el golpe y ponerse otra meta, aún más alta, llegar y sentirse lleno.

Definir tu estado de ánimo en cuatro palabras puede parecer escaso, pero ¿para qué más? se me ve a lo lejos que estoy disfrutando de cada segundo, quienes me conocen lo notan.

jueves, 7 de junio de 2012

Sonrie

¡Tú! ¡Sí, tú! Recuerda que siempre hay un motivo para sonreír.

Hoy me voy a centrar en la frase: "todo depende según del color como se mire". Esta frase, que parece tan... obvia, últimamente ha significado mucho para mi. Tras esta montaña rusa emocional y sentimental que he estado viviendo desde hace poco más de dos meses me he dado cuenta de dos cosas; que agradezco a lo que fuera que puso ahí a mis amigos, que tanto me han ayudado y a los que amo con locura y de que voy a utilizar siempre el cristal que utilizo ahora para ver las cosas, ¡es tan agradable...!
y este cristal tiene tonos que van desde el color de la piel tras unos días de verano hasta un azul celeste, casi eléctrico, lo que me trasmite tanto serenidad como la tranquilidad de estar en casa.
¿Y por qué estos colores? El Carne por la tranquilidad, está claro, para mi es un color cálido que me hace sentirme como en casa, que es donde me siento más protegido de un mundo que cada vez se hunde más en la confusión.
El azul es más complicado; cielo y mar son azules (por lo menos la mayoría de días) y mirándolos nadie queda indiferente; ¿yo? a mi me tranquilizan. Me imagino diluido en tan inmenso mar sereno y plano, en una disolución donde me siento a mi mismo parte de un todo, de un todo llamado Mundo. Mundo en el que suceden muchas catástrofes y que hay días en los que fuera mejor que no girase y quedara estanco, pero en el que te das cuenta que hay tanto por hacer, tantos granos de arena que aportar para que se convierta en un paraíso... que sólo puedes pensar: ¡Voy a aportar los míos!

Este cristal me gusta: me hace poder ver tranquilamente lo que puedo hacer por este mundo para expandir los límites de lo que considero mi hogar.

Pd: Tú me has ayudado mucho más de lo que crees en la elección de este cristal, coret, y actualmente, eres quien mantiene mi sonrisa.

Dicho esto, dejo el teclado.

EL nuevo: @Dani_pellicer

martes, 22 de mayo de 2012

Siento, luego existo.

Siento, lo siento todo, y me encanta.
Nada me deja indistinto y sinceramente, mejor, así vivo cada momento, porque es único.
Ojalá no pensara tanto. Me gustaría durante un momento no darle tantas vueltas a la cabeza a todo y únicamente sentir lo que hago, pensando en las consecuencias después por que, como me he dado cuenta hace apenas media semana, no pensando suelen pasar cosas buenas, muy buenas.
¿Qué decir? Tengo la cabeza saturada por todos los exámenes, trabajos, horas de estudio... pero siempre queda un hueco para las personas importantes. Esas personas que te ayudan en todo momento, por las que te levantas con una sonrisa en la cara y que te gustaría pasar día y noche con ellas. A esas personas las sientes, ves que las quieres y además, piensas que sin ellas la vida sería la cosa más monótona y aburrida del mundo. Levantarse para ir a acostarse... ¡Qué horror! No imagino nada más desesperante.
Lo agradable que es salir al balcón, respirar el ''aire'' de Valencia y sentir este sol que hace que te fundas a la barandilla donde te apoyas. Vale, dicho así parece horrible... pero todo sea por sentir algo, además, si por casualidad ves a un amigo y le puedes chillar desde tu balcón para arrancarle una sonrisa, aunque todos se te queden mirando, valdrá la pena porque sentirás a tu amigo.
Odio desviarme del tema y siempre lo acabo haciendo, debería pensar antes de escribir, pero si pienso, no siento, y si no siento, no Danieleo, muestro sólo mi Yo racional, lo que seguramente, no sea tan interesante.
Por cierto: Estoy deseando que pase Selectivo (cosa que repetiré hasta que pase)

Dicho esto, dejo el teclado.
El nuevo @Dani_Pellicer.

miércoles, 2 de mayo de 2012

Egoísmo

Parad, pensad dos veces y seguid.

Antes de comenzar una conversación, acuérdate que no hablas contigo mismo. Esa persona que se encuentra delante de ti y que está escuchándote también piensa, también siente y ten claro que va a afectarle todo lo que le digas, de una manera o de otra, te conoce por las experiencias que le has contado, por ello, prueba a interesarte.
Yo. Yo. Yo. Yo. Prueba a decir un tú, un cómo estás, cómo te encuentras, qué te sucede. Puede que esa persona que se dedica a escuchar todas tus gilipolleces tenga problemas más serios, problemas que le afecten de verdad y que no sea algo con lo que pueda por ella misma.
Con ello no quiero decir que tienes que hacerte necesario para alguien, no tienes que tener a nadie dependiendo de ti, nunca debe crecer tanto tu ego como para creerte tan importante o te arriesgas a corromperte. Creer que tienes derecho a actuar sobre la vida de una persona es horrible, de una persona enferma, necesitada de poder, una persona que no vale la pena y, desde luego, que está mejor lejos.
Como mucho, puedes tratar de compartirla, compartir tu vida con quien quieras. Lo único que se necesita es que la persona elegida también quiera.

Pero bueno, que me desvío del tema: Pensad, pensad dos veces y seguid, seguid preguntando a los demás cómo se encuentran, pedidles que os digas cómo se sienten, no os contentéis con un: "bien" y tratad a la persona que tenéis delante como lo que es, alguien con sentimientos, aspiraciones y deseos, alguien vivo.

Dicho esto, dejo el teclado.

El nuevo @Dani_Pellicer

lunes, 16 de abril de 2012

Decimos mucho más

El cuerpo habla de lo que la boca calla
La nariz gotea... cuando el cuerpo no llora;
El dolor de garganta obstruye... cuando no es posible comunicar las angustias;
El estómago quema... cuando la ira no puede salir;
La diabetes invade... cuando la soledad duele;
El cuerpo engorda... cuando la insatisfacción tiembla;
El dolor de cabeza deprime... cuando las dudas aumentan;
El corazón se da por vencido... cuando el significado de la vida parece terminar;
La alergia aparece... cuando el perfeccionismo queda intolerante;
Se rompen las uñas... cuando las defensas se ven amenazadas;
El pecho se aprieta... cuando el orgullo esclaviza;
La presión arterial se eleva... cuando el miedo aprisiona;
Las neurosis esclavizan... cuando el niño interior tiraniza;
La fiebre se calienta... cuando las defensas detonan los límites de la inmunidad.